Los problemas de aprendizaje afectan a 1 de cada 10 niños en edad escolar. Uno de los diagnósticos que más nos encontramos en Camins es la dislexia (trastorno específico de la lectura y escritura).

Los niños con dislexia tienen dificultades en la lectura y en la escritura, sin embargo tienen con una capacidad intelectual normal, una escolarización adecuada y un ambiente socio-cultural adecuado.

A continuación os presentamos una serie de características que pueden presentar los niños con dislexia en las primeras etapas de escolarización.

Puede existir el antecedente de un leve retraso en la adquisición del lenguaje hablado.

Confusión entre palabras de sonido similar.

Dificultad en las rimas.

Trastornos de la pronunciación

Dificultades para mantener el orden secuencial en palabras polisílabas (peculila por película).

Dificultad para aprender y utilizar con facilidad el nombre de los colores, de las letras, de los números (no para distinguirlos, sino para nombrarlos).

   Gran dificultad para el deletreo y el manejo mental de los sonidos de las palabras.

Lectura muy lenta, trabajosa y forzada, con pausas, rectificaciones, repeticiones.

Especial dificultad para la lectura de palabras poco comunes o sin sentido.

Comprensión lectora deficiente.

Escritura con grafismo pobre.

Dificultad para memorizar secuencias verbales: días de la semana, meses del año, abecedario, tablas de multiplicar…

 

Como en cualquier trastorno del desarrollo no todos los niños van a presentar todas las características enumeradas, ni las van a presentar con la misma intensidad. Además que presenten una o varias de estas características no quiere decir que desarrollen este trastorno.