Al hacer deporte obtenemos muchos más beneficios que adelgazar o pasar un buen rato. Si bien es verdad que nos cuesta más hacer deporte cuanto más tiempo llevemos sin hacerlo, una vez pasas esta barrera se va convirtiendo en un hábito y a medida que pasa el tiempo lo vas disfrutando más y empieza a convertirse en un placer sano.

Los beneficios que aporta el deporte en nuestro cerebro son:

– Disminuye los niveles de estrés y ansiedad. Hay cierta “porción” de la ansiedad que solamente puede desaparecer mediante el ejercicio físico.
– Impulsa la creatividad.
– Liberan endorfinas lo que promueve la sensación de bienestar.
– Ralentiza la aparición de enfermedades neurodegenerativas.
– Mejora la autoestima y la confianza.
– Potencia habilidades cognitivas como la atención, la memoria y la concentración.

La actividad física habitual mantiene el aporte necesario de nutrientes al cerebro e interviene en otros procesos cerebrales, optimizando la eficacia funcional de las neuronas las cuales alcanzan un mejor desarrollo y estimulo de sus conexiones. El ejercicio físico estimula el nacimiento de nuevas neuronas en el hipocampo, una zona del cerebro relacionada con la memoria y el aprendizaje.

Con todos estos beneficios, la actividad física permite mantener un equilibrio en nuestra salud mental.

Ana Egea Rodríguez
Psicóloga del centro de Psicología Camins en Castellón