¿Cómo ser padre o madre de un/a adolescente?
A veces pensamos en lo fácil que sería si nuestros hijos/as vinieran con un manual de instrucciones debajo del brazo, sobre todo en la adolescencia, ese periodo de cambios y adaptaciones que implican tanto a los hijos/as como a sus progenitores.
No existen recetas universales ni trucos mágicos que nos aseguren el bienestar de nuestros hijos o que éstos van a mostrar un comportamiento ajustado. Tampoco existen fórmulas que sirvan para todos los adolescentes ni para todas las situaciones, puede que lo que nos haya funcionado con unos, no sirva del mismo modo con otros.
Tenemos que aprender habilidades para ser buenos padres y madres. Ahora bien, tenemos que aprender a ser padres y madres de ESE HIJO/A EN CONCRETO y tener en cuenta factores como la situación, la edad, el grado de madurez, su personalidad, así como las propias creencias y valores como padre o madre.
A continuación te mostramos aquellos componentes fundamentales de un estilo parental adecuado:
– Dialogar con ellos, escucharles e intentar comprenderles.
– Mostrarse sensible a sus necesidades.
– Estar disponibles y apoyarles en las dificultades.
– Supervisar su conducta, estableciendo límites y normas (negociadas y flexibles).
– Respetar su forma de pensar.
– Estimular su comportamiento autónomo y responsable.
Algunos consejos prácticos para mejorar el afecto y la comunicación:
1. Dejar que vuestro hijo/a hable, que diga lo que piensa o siente.
2. Evitar sancionar o criticar su conducta de forma constante.
3. Enseñarle a buscar soluciones por sí mismos y razonar con ellos las ventajas e inconvenientes de cada elección.
4. Razonar con ellos las consecuencias de los comportamientos insatisfactorios.
5. Dar importancia a lo que dice, sin minimizar sus problemas o preocupaciones.
6. Interesarse por sus sentimientos, no solo por sus acciones.
7. Respetar su propio espacio personal.

Amanda Barberá, psicóloga de Camins