Día a día nos enfrentamos a situaciones en las que tenemos que hablar en público.  Los niños tienen exposiciones en el colegio, en el instituto, en la universidad… los adultos en el trabajo, dan conferencias, exponen proyectos… e incluso a veces tienen que hablar delante de muchas personas en un bautizo o una boda. No siempre es fácil pasar por esta situación y lo es aún menos para esas personas que tienen un miedo extremo. Debemos saber que el miedo a hablar en público se puede superar, la forma de hacerlo es con la práctica, afrontándolo y con técnicas específicas que ayudarán a reducir la ansiedad que produce.

Algunas de las señales más conocidas son tensión muscular, sudoración, molestias gástricas, dificultad para respirar y aumento de la frecuencia cardiaca. A veces sentimos que nos quedamos en blanco y es por miedo a equivocarnos y que las personas que nos están escuchando se den cuenta.  En Camins te enseñamos estrategias para controlar estas señales y practicar para conseguir superar el miedo y tener una presentación exitosa y sin excesivas tensiones.

A continuación exponemos algunas recomendaciones para hablar en público:

  • Prepara con antelación y en profundidad el contenido de lo que vas a exponer. No improvises. No hables de cosas que desconozcas.
  • Ensaya frente a personas de tu confianza.
  • Lleva notas claras y breves por si te pones nervioso, se te olvida algo y necesitas consultarlo fácilmente.
  • Aceptar el hecho de que algo tenso se va a estar durante la presentación.
  • Durante la exposición intenta mover el cuerpo de alguna manera para transformar esa tensión en energía.
  • Utiliza un reloj para controlar y ajustar lo máximo posible el tiempo de la presentación al tipo de tema o de audiencia.

Para finalizar algunas recomendaciones para la posible ronda de preguntas:

  • Si no sabes la respuesta sé sincero y no intentes desviarte del tema.
  • Escucha entera la pregunta y a continuación piensa en la respuesta. Nunca antes porque podemos suprimir información relevante para la respuesta.
  • Debemos aportar respuestas cortas. Si necesitamos tiempo para organizar la información podemos usar alguna de las siguientes expresiones: “Lo que usted me pregunta es…”, “Se trata de una pregunta muy interesantes…”.

Centro de Psicología Camins